KLIMATYCZNY PANEL OBYWATELSKI Guía para activistas

CÓMO PONER EN MARCHA UN PANEL CIUDADANO  CLIMÁTICO EN TU CIUDAD

 

  1. Más información sobre los paneles

Empieza por comprender tú mismo o tú misma cómo funciona el panel  ciudadano. Para ello, puedes leer la guía del panel u otros materiales. No es cuestión de que te conviertas en un experto, sino de poder explicar fácilmente a los demás qué es un panel ciudadano y por qué merece la pena organizarlo.

  1. Comparte la idea con tus amigos

¡Dos cabezas piensan mejor que una y si son tres mucho mejor! Por lo tanto, es bueno empezar por un grupo de varias personas. Si trabajas activamente en algún grupo, puedes plantear la idea del panel durante tus reuniones. Si no formas parte de ninguna organización, no hay ningún problema. Habla de ello con aquellos amigos a los que les podría interesar un panel ciudadano climático. Una cena juntos es una buena idea.

  1. Una visión clara

Es importante que tengas una visión clara de lo que debe suceder. ¿Qué quieres conseguir? ¿Qué te gustaría que ocurriera? Cuantas más personas compartan esta visión, mejor, pero lo más importante es que tú lo tenga claro.

  1. Preparación

¿Cómo se pone en marcha el panel ciudadano climático? Dependiendo de la ciudad o del país, puede ser el alcalde o el concejo municipal. Por lo tanto, comprueba a quién corresponden las competencias para iniciar las consultas públicas. ¿Es posible que este derecho también corresponda a los habitantes tras haber recogido un número suficiente de firmas? Es algo que hay que comprobar.

Una vez esclarecido este asunto, puedes presentar al alcalde o al presidente del concejo una solicitud para organizar un panel, escribiéndole una carta al respecto o concertando una reunión. Una segunda opción es recoger primero firmas junto con la petición de la organización de un panel ciudadano climático para demostrar el interés que tienen los ciudadanos sobre el tema. Recoger firmas entre los habitantes es una buena forma de promover la idea del panel ciudadano. También es una buena oportunidad para pasarlo bien juntos.

  1. Construye una coalición

Antes de concertar una reunión en el ayuntamiento, sería conveniente reunir en torno a la idea de un panel ciudadano climático a organizaciones y grupos que estén interesados en la protección del clima. Pueden ser tanto organizaciones ecologistas como cualquier otra que se preocupe por dicha cuestión. Puedes escribirles, presentarles la idea, llamarles u organizar una reunión de trabajo.

Crear una coalición es beneficioso por varias razones. Cabe suponer que al alcalde o al concejo municipal le costará menos considerar la idea del panel si se la presenta un grupo de organizaciones y no personas individuales o una sola organización. Por supuesto, a veces una organización puede ser suficiente y todo sale bien. Aunque una coalición indica que la idea de organizar el panel cuenta con un amplio apoyo, muchas personas lo promoverán entre los habitantes y velarán por la implementación de las recomendaciones.

Si vais a recoger firmas o llevar a cabo una campaña de información para los ciudadanos dentro de una coalición, es importante establecer claramente cómo se tomarán las decisiones y quién lo hará. También podéis crear un perfil en redes sociales que os permitirá colgar información actualizada sobre la campaña.

  1. Visita al alcalde y a los concejales

Antes de la reunión con el alcalde o el concejo municipal, considera cuál te gustaría que fuera el resultado de la conversación. ¿Qué efectos debería conseguir? Durante la reunión es bueno presentar tanto la idea del panel como los beneficios derivados del mismo. También podéis decir por qué os interesa personalmente este asunto o por qué os gustaría que funcionara. Aquí vale la pena dejarse llevar por la intuición.

A la reunión, puedes llevar contigo una lista de normas para la organización de paneles y una descripción de cómo puede ser un panel ciudadano climático en la práctica. Es muy importante mostrar una actitud amable con el alcalde. A la reunión pueden asistir dos o tres personas. Sería ideal que tuvieran don de gentes, que puedan expresarse con claridad e inspirar confianza.

¿Habría que proponer el panel ciudadano climático en general, como un proceso democrático sobre la protección del clima, o plantear inmediatamente algunas cuestiones concretas que podrían abordar? Eso depende. Si en vuestra ciudad existe algún tema que sale rápidamente a relucir, puedes proponérselo. Sin embargo, la elección de temas específicos puede dejarse para una etapa posterior y la primera reunión puede centrarse en la propia idea del panel ciudadano.

Incluso si en tu ciudad la decisión de organizar un panel ciudadano reside en el alcalde, vale la pena reunirse con representantes de todos los grupos políticos para garantizar que la idea tenga el mayor apoyo posible.

  1. ¡Habrá panel!

Si el alcalde o el concejo municipal accede a la organización del panel ciudadano, es decididamente motivo de celebración. Vale la pena apreciar que se ha conseguido.

¿Y qué ocurrirá después? La protección del clima es un tema enormemente amplio que posee multitud de hilos conductores y el panel ciudadano funciona especialmente bien cuando a los habitantes se les asignan cuestiones específicas a resolver. Pueden elegirse a través de talleres con funcionarios, expertos externos y representantes de organizaciones no gubernamentales. Las propuestas de temas también deben consultarse con personas que tengan experiencia en la organización de paneles.

Cuando haya quedado claro a qué se dedicará el panel, el ayuntamiento elegirá a sus coordinadores. A continuación, comienza la preparación del programa: se organizan los hilos temáticos que se presentarán en la parte educativa y se eligen los expertos que puedan hacerlo mejor. De acuerdo con las normas que promovemos, las propuestas de hilos temáticos y expertos pueden presentarlas organizaciones no gubernamentales o grupos no formales que quieran formar parte del panel, es decir, vosotros también. Todas las organizaciones y grupos de la coalición que pusieron en marcha el panel pueden presentar sus propias propuestas en esta etapa. Su elección para el programa la decidirá en última instancia el equipo de coordinadores.

  1. Presentaciones durante el panel

Conforme a las normas que promovemos, todas las partes tienen la oportunidad de presentar sus puntos de vista para el panel: pueden hacerlo en persona o, si son muchas personas, mediante representantes. ¿Hay algo que os gustaría proponer a los panelistas? En vuestra opinión, ¿qué debería hacerse con respecto a lo que se dedica el panel? Vale la pena prepararse para ello y reflexionar sobre las propuestas.

  1. Supervisar la implementación de las recomendaciones

Tras varios días familiarizándose con el tema y discutiendo las distintas soluciones, el panel ciudadano climático llega a su fin y adopta las recomendaciones finales. ¡Genial! Ha llegado el momento de pasar a la siguiente etapa clave: la implementación de las recomendaciones. Esto, por supuesto, es competencia del ayuntamiento, pero las organizaciones no gubernamentales y los grupos no formales que iniciaron el panel pueden analizar cómo se implementan dichas recomendaciones. El sentido del panel no es sólo desarrollar recomendaciones, sino también ponerlas en práctica.

Es una buena práctica que el alcalde nombre un equipo especial de supervisión, independiente del ayuntamiento, que supervisará la implementación de las recomendaciones. Puede estar integrado por panelistas, expertos y representantes de organizaciones no gubernamentales. Dicho equipo puede reunirse de vez en cuando para conocer de mano de los funcionarios cómo les va. Todo el proceso debería ser lo más transparente posible; por ejemplo, la lista de recomendaciones adoptadas puede ir acompañada de un calendario de implementación, junto con información sobre la etapa actual en la que se encuentra. E incluso si vuestro círculo no forma parte del equipo de supervisión, podréis observar el proceso e intervenir en él si fuera necesario.